4 propiedades del ajo 100% saludables

Delicioso, nutritivo y lleno de propiedades benéficas, el ajo es un ingrediente esencial en las comidas más suculentas que se sirven alrededor del mundo. ¿Qué sería de la pasta sin el ajo? El solo freírlo en el sartén con un poco de aceite, es suficiente para hacer agua la boca en segundos; y los camarones al mojo de ajo son una exquisita bendición.

El ajo en la historia

Además de convertir cualquier platillo en un manjar, el ajo tiene propiedades curativas que han sido utilizadas a lo largo de la historia por nuestros ancestros, que conocían bien sus beneficios. Desde los antiguos egipcios, pasando por los atletas olímpicos de Grecia, hasta la medicina antigua de China, el ajo ha sido parte esencial de la curación y fortaleza de los pueblos ancestrales.

¿Qué lo hace tan popular?

Cuando el ajo crudo es cortado, machacado o masticado, se produce una combinación de aliina con alinasa, lo que produce una sustancia denominada alicina. Este compuesto tiene propiedades antibacteriales y antimicóticas, y se destruye al cocinar el ajo. Pero, no por agregarlo a nuestra salsa de pizza preferida, el ajo pierde sus propiedades. Cuando es cocinado, libera adenosina y ajoeno, que poseen propiedades anticoagulantes y se piensa que incluso reducen el colesterol, mejorando la salud del corazón.

Adiós a los resfriados

¿Cada vez que te da gripe, tu mamá te prepara un té de ajo, que nunca te quieres tomar? Es hora de tomarlo con gusto. Un té de ajo con un toque de miel o jengibre, es de lo más benéfico cuando de aliviar un resfriado se trata. Fortalecerá tu sistema inmunológico y te ayudará a combatir la infección. Para aprovechar sus propiedades, lo mejor es comerlo crudo, y aunque requiere un poco de valor, pronto sus beneficios serán tu motivación. Machaca dos dientes de ajo y trágalos con un poco de agua con limón al tiempo. Te sentirás como nuevo antes de lo que crees.

Corazones felices

Comer ajo todos los días ayudará a reducir tus niveles de colesterol, regular tu presión arterial y los niveles de azúcar en la sangre. Recuerda que para aprovechar al máximo sus beneficios, es importante masticarlo y comerlo crudo, o semi-crudo.

Piel radiante

Gracias a sus propiedades antibacteriales y antimicóticas, el ajo es un excelente aliado cuando de piel bella se trata. Aplicado de manera tópica, mejora cualquier condición facial o problema de la piel. Si bien su olor no es muy parecido al jazmín, los resultados valen la pena. Machaca un par de dientes de ajo hasta tener una especie de pasta, y colócala en tu rostro durante unos minutos. Enjuaga y repite diariamente hasta lograr los resultados deseados. Lava muy bien tu cara después de la aplicación.

Antioxidante

El ajo no sólo tiene fuertes propiedades antiinflamatorias, sino que su gran cantidad de antioxidantes te ayudan a mantener una excelente salud, fortalecer tu sistema inmunológico, evitar o prolongar la oxidación de las células, combatir los radicales libres y previenen enfermedades entre las que se encuentran el Alzheimer, Párkinson, cáncer y muchas otras.

Ya sea en suplementos, como pastillas de ajo, en ayunas o a lo largo del día; el ajo es un alimento que no puede faltar en tu dieta de todos los días. Convierte el consumirlo en un hábito y cambia tu vida y tu salud.

propiedades y beneficios de comer ajo para nuestra salud

/ Contenido relacionado:

Síguenos en las redes sociales

Todos los derechos reservados © Marktplatz Mittelstand GmbH & Co. KG 1996-2017